San Francisco

 

San Francisco nació en Assisi, Umbria en 1181. La madre le puso el nombre de Joan. Todavía, su padre, Pietro Bernadone, un comerciante de telas, que estraba trabajando al extranjero durante el nacimiento del niño, lo renombró Francisco (el francés), en cuanto él no queria que el hijo fuese hombre de Dios, sino un merchante que compartia con el padre la pasión por la Francia. Francisco vivió una infancia tranquila y sencilla. Estaba siempre felíz y todos lo amaban. Era un leader. Francisco como su padre desarrolló el amor por la Francia y quiso ser un caballero. Tuvo la posibilidad de obtener el prestijio que quiso, cuando Assisi declaró guerra a su enemigo, Perugia. Muchos de sus compañeros fueron matados, pero a causa de su importancia, él no fue matado sino imprisonado y detenido para obtener un rescate. Francisco pasó los sucesivos 25 años de su vida transcurriendo el tiempo rezando y a llorar por sus pecados.

El Ministerio de San Francisco

Mientras rezaba en la Iglesia de San Damiano, sintió Cristo hablar con el diciendole: «Francisco, repara mi iglesia». Para satisfacher este pedido, el vindió algunos bienes del padre. Francisco, ademas, tiró sus ricos vestidos frente a un obispo. Este, visto ese acto, lo vistió con la propia manta como simbolo de aceptación en la cumunidad religiosa. Después de ese gesto, el padre lo deshredó. Francisco en San Damiano reconstruyó la iglesia con sus propias manos. No se daba cuenta que Dios no planeaba reconstruir la Iglesia de San Damiano, sino la Iglesia Universal que sufría de escandalos, avaricias y eresias externas. En 1208, abtraidos por su mundo de vida, se absociana Francisco los primeros compañeros y con ellos, en 1209, se marcha hacia Roma para preguntar a Innocencio III la approvación de esta forma de vida religiosa. El Papa concedió a ellos la autorización para rezar con ese tipo de pensamientos pero espera a un segundo momento para la approvación de la Regla. Movido por un deseo de testimoniar la maravillosidad de Jesus en los paises musulmanos, Francisco intenta muchas veces de hacer pelegrinajes hacia esas tierras. Por fin, en 1219, alcanza Damietta, en Egipto, donde durante una tregua de las luchas de la quinta cruzada, viene recibido y protegido por el Sultan al-Malik al-Kamil.

Durante la noche de Navidad de 1223, en Greccio, Francisco quiso organizar el nacimiento de Jesus, realizando una representación vivente de aquel evento. Con este episodio que se originó el Presepe.

Las semanas de mitad de Agosto hasta el final de Septiembre 1224, Francisco las pasó en La Verna, una zona situada entre Toscana y Romana, y allí, en el día de la Exaltación de la Santa Cruz, el 14 septiembre, recibió las estigmatas, o sea, los simbolos de la crucifixion de Jesus en la cruz, sobre las manos y los pies.

En los ultimos años de vida de Francisco se coloca también la composición del Cantico de las creaturas. En esos años Francisco està siempre mas agobiado por algunas enfermedades del higado y de los ojos. Cuando sus condiciones empeoran de modo definitivo, Francisco fue llevado a Porziuncola, donde murió en la noche entre el 3 y el 4 de octubre de 1226, a 45 años. El siguiente día, su cuerpo fue llevado a Assisi y fue sepulto en la iglesia de San Jorge.
Francisco de Assisi fue canonizado el 19 de julio de 1228 por Papa Gregorio IX. El 25 mayo de 1230 su curpo fue trasladado desde la iglesia de San George y puesto en la actual Basilica de San Francisco, hecha construir por engargo de Gregorio IX entre el 1228 y el 1230.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *